Suelo pélvico

Suelo pelvico Atlas Avila

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que se encuentran en la base de la pelvis. Se compone del abdomen, el diafragma, los oblicuos, la musculatura lumbar y el suelo pélvico. Su función más conocida es la de retener las vísceras del abdomen y la pelvis, es decir sostener el aparato digestivo, urinario y reproductor. Así pues, es el responsable de controlar la continencia urinaria y anal.

El suelo pélvico engloba los siguientes sectores:

 

  • Incontinencia urinaria: Existen tres tipos de incontinencia urinaria que pueden ser tratados mediante la fisioterapia: de esfuerzo, de urgencia o mixta.
  • Cirugía urológica: Hay que pensar que muchas pacientes llegan a la cirugía con un estado muscular abdomino-perineal muy deficitario y dichos déficits no van a ser corregidos por la cirugía. Es importante entender que la cirugía solo corrige una parte del problema, pero el componente funcional del mismo se rehabilita mediante la fisioterapia.
  • Prolapso: Se trata del descenso de los órganos de la cavidad pélvica (vejiga, útero y recto). Debido a los partos, el estreñimiento crónico, la edad (menopausia), componentes genéticos, deportes de impacto que incluyan saltos, abdominales… los sistemas de suspensión y sostén ceden, desencadena la aparición del prolapso.
  • Cicatrices perineales: La episiotomía es el corte que se realiza para la cesárea. Estudios recientes demuestran que el masaje perineal durante el embarazo y conseguir un buen tono de estos músculos reduce significativamente el porcentaje de episiotomías realizadas.
  • Preparación al parto: trabajo de flexibilización de la musculatura perineal para afrontar el estiramiento máximo que se producirá en el parto. Prevención de las lesiones perineales de origen obstétrico y prevención de la episiotomía…
  • Recuperación al parto: Recuperación muscular abdominal y perineal. Tratamiento de lesiones específicas del embarazo y el parto: cicatriz de episiotomía o de cesárea, diástasis abdominal, flacidez abdominal, y sexualidad.
  • Disfunciones sexuales femeninas: Se produce cuando los músculos de la parte más externa de la vagina se contraen involuntariamente impidiendo, dificultando o haciendo muy dolorosa la penetración durante las relaciones sexuales.

Nuestro objetivo como fisioterapeutas es mejorar la calidad de vida del paciente, facilitando la desaparición o disminución de los síntomas. Las sesiones de suelo pélvico son completamente individuales y el fisioterapeuta acompañará y guiará al paciente en todo su tratamiento. Para un correcto seguimiento del paciente, éste, siempre será tratado por el mismo profesional.