Punción seca

Puncion seca Atlas Avila

La punción seca es una técnica semi-invasiva, ya que las agujas penetran la piel, que utiliza agujas de acupuntura para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial, síndrome producido por los puntos gatillo. Gracias a la punción seca se relajan y desbloquean, por acto reflejo, las fibras del músculo dañado. El músculo se regenera de forma más rápida y aliviamos de forma inmediata entre un 20-25% el dolor.

Esta técnica se puede utilizar en casos de traumatismos, sobrecargas, contracturas musculares, fatiga muscular, dolor cervical, dolor dorsal, lumbar… Lo que logramos al introducir la aguja en el punto gatillo, es generar una presión y contracción del mismo que deja de emitir acetilcolina, disminuyendo el dolor. Por lo tanto, una variedad de problemas o disfunciones musculoesqueléticas, incluyendo las lesiones agudas, crónicas, dolores de cabeza, de cuello, dolor de espalda, tendinitis, espasmos musculares, “ciática”, dolor de cadera o rodilla, distensiones musculares, fibromialgia, “codo de tenista o del golfista”, y otros, pueden curarse en poco tiempo si tu fisioterapeuta aplica la punción seca.