Osteopatía

OSTEOPATÍA PARA ADULTOS

La osteopatía es el método de tratamiento de las enfermedades fundamentado en la teoría de que, el cuerpo es capaz de elaborar sus propios remedios para recuperar el equilibrio orgánico. Así, de esta manera, obtenemos un enfoque más holístico de la lesión.

En los adultos se trabaja en base a tres esferas: estructurales, viscerales o craneales.

  • Estructural: La Osteopatía Estructural es una terapia manual manipulativa enfocada al tratamiento del aparato músculo-esquelético (huesos, músculos, ligamentos y tejido conectivo) restableciendo la movilidad y manteniendo la elasticidad en todos los sistemas, disminuyendo así el dolor provocado habitualmente por sedentarismo, malas posturas, sobresfuerzos físicos, estrés, etc. Se van a tratar problemas articulares, lumbalgias, ciáticas, tendinitis, esguinces, dolores musculares, artrosis, escoliosis, hernias y protusiones discales.
  • Visceral: se trata de una técnica donde se refuerza la capacidad de movimiento de cada una de las vísceras del cuerpo, de modo que podremos tratar trastornos digestivos, aerofagia, hernias de hiato, estreñimiento, problemas ginecológicos.
  • Craneal: es una terapia que libera y facilita la micromovilidad del cráneo y del conjunto de la relación craneosacra, es decir cuida el aspecto emocional ligado a la lesión mecánica. Se van a abordar patologías como migrañas, vértigos, neuralgias…
Osteopatia adultos Atlas Avila

OSTEOPATÍA PEDIÁTRICA

¿En qué consiste la osteopatía infantil?

En el caso de los niños las técnicas utilizadas por el osteópata son muy suaves y respetuosas con el momento de crecimiento, especialmente en los primeros años. En una primera sesión se realiza la historia clínica completa recabando información sobre el embarazo, parto y evolución del bebé/niño desde entonces. Posteriormente la exploración del niño es completa, así el Osteópata se hace una idea del funcionamiento global y no sólo de la zona sintomática. Tras llegar a un diagnóstico el terapeuta comienza el tratamiento pautando un abordaje adecuado para la problemática planteada.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Se puede tratar al bebé desde su nacimiento. El tratamiento siempre es manual con técnicas muy suaves en las que el Osteópata colocará las manos en diferentes partes del cuerpo del bebé relajando estructuras/tejidos que necesitan según su exploración inicial. Con ello intentamos obtener un mejor funcionamiento de sus sistemas.

¿Cuáles son las principales indicaciones del tratamiento osteopático infantil?

En los más pequeños normalmente el principal motivo de consulta suele ser el sistema digestivo ( todo lo relacionado con la ingesta, succión, deglución, reflujo y evacuación), seguido por problemas de sueño, irritabilidad, llanto excesivo… Lo óptimo es verlos cuanto antes para poder ayudar si existen problemas de succión, reflujo que dificulte la ingesta, cólicos del lactante, reflujo gastro esofágico, estreñimiento… para así poder regularizar la adquisición de rutinas de sueño, ingesta y evacuaciones. Otra presentación muy común son las asimetrías o preferencias posturales dando lugar a un apoyo asimétrico de la cabeza, originando lo que se llama plagiocefalia, con consecuencias como por ejemplo de la obstrucción del canal lagrimal… A medida que el niño se hace mayor podemos abordar las dificultades del desarrollo psicomotor así como malas posiciones de pies y piernas al comenzar la sedestación y la marcha, hasta la edad preadolescente donde prestamos mucha atención a la espalda y su correcta alineación con el crecimiento para prevenir escoliosis. En realidad el Osteópata intenta acompañar y optimizar las diferentes fases del desarrollo con sus problemas y posibles dificultades.

¿Puede tener reacciones adversas un tratamiento?

Los tratamientos son más breves que con un adulto y las técnicas más suaves, por eso no suele haber reacciones adversas. Pero todo cambio debido al tratamiento requiere un esfuerzo para ser realizado, así que el bebé/niño puede sentirse más cansado y dormir más, o explorar la novedad de esa sensación nueva que siente, moviéndose más y mostrándose más inquieto. Todo ello de forma muy breve (unos 2-3 días post sesión).

Osteopatia infantil Atlas Avila